Las tendencias del empleo; Aptitudes profesionales.

Las aptitudes son las condiciones de una persona, vinculadas a sus posibilidades y capacidades para realizar una determinada acción. En el campo laboral, la aptitud profesional forma parte de un papel muy fundamental. Existe un grupo de éstas que deben ser adquiridas, de no poseerse, y de gozar de ellas, deben ser trabajadas hasta el punto de sacarles el mejor partido.

¿Cuáles son las aptitudes profesionales más buscadas en los empleados?

Iniciativa: Las compañías se encuentran buscando candidatos capaces de implicarse por completo en su trabajo. Las ganas de aprender y la creatividad son esenciales para ello. Al momento de buscar un empleo puedes demostrar tu iniciativa, como en el caso de la auto candidatura; la capacidad de buscar el trabajo deseado, inclusive, para encontrarlo muchísimo antes de que se publique una oferta.

Trabajo en equipo: Nuestra capacidad para coordinar nuestras fortalezas con las estrategias de trabajo, es una de las características más avaladas por los empleadores. Mediante ellas podremos unir nuestras energías positivas para lograr un fin en compañía de los trabajadores y la empresa. Al momento de presentarte en una entrevista se recomienda que brindes ejemplos e información sobe tu desempeño en grupos de trabajo, demostrando de esta manera tu capacidad de colaborar de forma eficiente con otros teniendo excelentes resultados.

El liderazgo está acompañado de la iniciativa, el especializarse mediante talleres enfocados a dicho sector será primordial para lograr un óptimo trato con terceros.

Dar soluciones: Podría decirse que este es el requisito más solicitado en la actualidad. Décadas atrás se pedía que las empresas buscarán empleados capaces de trabajar como autómatas y cumplir órdenes, sin embargo, el tiempo ha hecho que esto dé un giro inesperado, ya que un requisito fundamental en un trabajo es ser una persona proactiva. Es muy valorado que los candidatos den respuestas y resuelvan situaciones basadas en los valores de la empresa, es necesario que estén animados a pensar de forma positiva y alternativa para que puedan encontrar soluciones adecuas para cada imprevisto.

La pro-actividad es un hábito que debe ser desarrollado, mediante él nos será sencillo aportar soluciones sin tomar en cuenta que éstas puedan resultar o no resultar como lo esperábamos; generará mayor audacia y autoconfianza.

Comunicación: Las competencias comunicativas son esenciales cuando queremos optar por un empleo, y es en cada momento más prioritario aprender a interpretar a nuestros interlocutores y expresarnos claramente. Por lo tanto, se recomienda desarrollar habilidades verbales y escritas para hacer un correcto uso de las herramientas tecnológicas que están a tu disposición. Empieza por elaborar un curriculum que enseñe tu capacidad de darte a conocer de manera atractiva y eficientemente. Esta acción mostrará a tus reclutadores, en su primera impresión, que tus habilidades de comunicación son prácticamente innatas.

La manera en la cual manejes las herramientas tecnológicas, la forma de comunicarte verbalmente hablando y tus movimientos físicos a la hora de expresar tus ideales, serán primordiales para obtener un continuo crecimiento en tu empleo, o por lo menos, para ser caracterizado(a) como una persona competente para el puesto solicitado.

¿Cómo desarrollar aptitudes profesionales?

Una vez efectuada la lectura de las aptitudes ya mencionadas, podrás determinar, a través del autoanálisis, si dispones o no de alguna de ellas. En el caso de no disponer de alguna, no es una noticia por la cual deberás angustiarte, debido que son plenamente adquiribles. Tomar cursos o talleres enfocados en cada área será primordial al momento de desarrollarlas.

Cabe destacar, de disponer de algunas de las mencionadas, será esencial que la complementes con el resto, y, mejor aún, tomes cursos intensivos que te ayuden a perfeccionar el uso de las susodichas.

Suscríbete

 

Comenta esta nota!