Puntos escenciales para definir tu imagen online al momento de buscar empleo

¿Estás buscando empleo? ¿Tienes distintas cuentas abiertas en las redes sociales? ¿Sabes cuáles son los cuidados que debes tener en internet para que esto no afecte tus opciones laborales? Independientemente de las respuestas planteadas, este artículo será de ayuda tanto para complementar la información que ya poseas como para informarte a fondo en el caso que desconozcas estos requerimientos enfocados en la imagen online.

¿Qué necesito para definir una adecuada imagen online al momento que busco empleo?

Pasión: Las empresas se encuentran buscando personas apasionadas, no sólo en su profesión o trabajo, sino también en su ámbito personal. El número de compañías que más se encuentra en aumento son las que buscan que sus candidatos estén capacitados con autodisciplina, decisión, empuje, y principalmente, con deseos de sacar el mejor partido de sí mismo. Las virtudes más valoradas en el ámbito laboral corresponden al entusiasmo y la actitud positiva, las cuales son sencillamente detectadas en tu presencia online.

Criterio: Las fotografías que usas en tu perfil, las que haces públicas, el comentario que les adjudicas, entre otros componentes, forman parte de tu criterio al momento de interactuar con terceros. No compartas palabras o imágenes que te comprometan o te muestren como una persona poco profesional, irresponsable o despreocupada. Saber cuándo y qué compartir son decisiones que forman parte de tu mal o buen juicio de relación con terceros.

Perfil LinkedIn: Corresponde a uno de los grandes protagonistas en cuanto a la búsqueda online de empleo profesional. Un perfil atractivo y completo es uno de los mayores secretos en cuanto a la potenciación de la imagen online se trata, mediante él podrás ser preseleccionado para el puesto que tanto te interesa o recibir ofertas laborales. Es importante que abras un perfil en esta red y aunque mediante ella expandirás tus contactos y podrás comunicarte con empresas y profesionales de tu sector.

Cultura empresarial: Las empresas se encuentran buscando personas que no solo cumplan con los requisitos técnicos pertinentes (competencias y habilidades) sino que puedan sentir la cultura de la compañía; por lo tanto, se adhieran a sus intereses y valores, a su vez, compartiendo inquietudes y preocupaciones. En la actualidad, los responsables de la selección de empleos que se encargan de realizar un seguimientos a los aspirantes a un puesto, se enfocan en descubrir hasta qué nivel sus intereses son ajustados a esta cultura.

La gramática y ortografía: Las interacciones en internet, normalmente, son públicas, por lo cual se convierten en parte de tu curriculum online formando parte de tus principales referencias. Toma en cuenta que los comentaros y post que compartes online podrán ser visualizados por empleadores que se encuentran buscando profesionales como tú. Por lo cual, debes de prestar atención a la ortografía y gramática de tu CV, ya que de ser nefasta, esto causa que rara vez superen la preselección.

Recomendaciones para cuidar mi imagen online:

Monitoriza: Usa las herramientas como Google Alerts o SocialMention para saber qué se está diciendo de ti en las redes sociales o cualquier otra área del internet. Otra de las acciones provisorias que puedes tomar, es buscar tu nombre en Google.

Revisa tu privacidad: Debemos revisar constantemente la configuración de nuestra privacidad, ya que de no percátate, puedes proporcionar a todos contenido muy personal.

Mantente conectado: Independientemente si interactúas o no, estarás presente en las redes sociales, por lo tanto, la mejor forma de mantener controlado qué se dice de ti y la forma en la cual se dice, es participando. Ten cuentas abiertas en las redes sociales que más te llamen la atención, preferiblemente sean aquellas que más usen tus amigos, debes mantenerte activo en ellas. De esta manera te anticiparás a posibles crisis y podrás responder críticas. También, podrás solicitarle a un amigo que elimine alguna foto que haya colgado y te etiquete, la cual podría ser perjudicial a largo plazo.